Wayne Partain

Escudriñad las Escrituras
(Juan 5:39)

"Señor, enséñanos a orar", Luc. 11:1

(Editor's Note: Due to problems with file transfer, this article has been heavily edited by me, and I don't know Spanish. Any emphasis that is in the wrong place, or any other mistakes are mine. I apologize, and promise we will get this problem fixed before the next issue of Watchman. Thanks, Stan)

 


I. Definición de "orar".

II. Jesús nos ha dejado el ejemplo de orar.

III. ¿Cómo orar?

IV. Requisitos de la oración aceptable.

Conclusión.


Orar: Intercesión
"Que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres" 1 Tim. 2:1

Introducción.

I. Ejemplos del Antiguo Testamento de la importancia de la intercesión.

II. Cristianos deben interceder por otros.

III. 1 Tim. 2:5, "Porque hay un solo Dios".

IV. "Y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre"

Conclusion.


Orar: Peticiones

Introducción.

I. Definición de "orar"

II. Acción de gracias.

III. La enseñanza del Nuevo Testamento sobre la oración es para nosotros.

Conclusión.


Orar: ¿Por qué pedir si no hay milagros?

Introducción.

I. ¿Puede y quiere Dios ayudarnos si no hace milagros?

II. ¿Qué es un milagro?

III. ¿Cuida Dios de los inconversos de la misma manera que cuida de sus hijos? ¿No hay cuidado especial ni protección especial de parte de Dios para sus hijos? Hay muchísimos textos bíblicos que nos aseguran que Dios tiene cuidado especial de los que le temen y sirven. ¿Estas promesas no son para nosotros?

IV. Textos que hablan de orar, pedir, etc. Al leer estos textos haremos algunas preguntas: ¿se requiere milagro para que Dios nos conceda estas peticiones? ¿Cuida Dios de su hijos de manera especial o sólo reciben éstos los beneficios que Dios da a todos los demás? Mat. 5:44, "y orad por los que os ultrajan y os persiguen"; Hech. 7:60, "Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado". ¿No debemos orar por los enemigos ahora? Al hacerlo, ¿pedimos milagro? ¿Cómo puede Dios contestar esta petición? ¿Qué hace Dios por nuestros enemigos? Mat. 6:10, "Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra". Ya vino el reino, ¿pero no es correcto orar "hágase tu voluntad"? Mat. 6:11, "El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal". ¿Nosotros no podemos decir esto? ¿Debe el cristiano pedir cosas materiales? No esperamos maná del cielo, ni que Jesús multiplique los panes y peces ni que haya pesca milagrosa ahora, pero ¿no debemos pedir el pan de cada día? ¿Pensamos que no hay que pedirlo porque El lo da a todos igualmente? ¿Que Dios cuida de nosotros sólo de la manera que cuida de los demás? Heb. 13:5, "de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador". ¿Ayuda a los inconversos de la misma manera que ayuda a sus hijos? Pero si no hace milagros ¿cómo es que no nos desampara? Desde luego, entendemos que el Señor nos da el pan condicionalmente; es decir, tenemos que trabajar (2 Tes. 3:10), pero alguien puede preguntar, "Si tengo que trabajar por el pan, ¿por qué pedirlo a Dios? Pedimos esto para que Dios nos conceda la salud y que bendiga nuestros esfuerzos en el negocio o empleo, porque aunque seamos cumplidos en todo, la salud es una cosa delicada que se puede perder, y no hay seguridad de nada en el mundo de negocios ni mucho menos en el empleo. Muchas cosas amenazan nuestra vida y el pan cotidiano. Mat. 6:33, "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas". Si buscamos primeramente el reino de Dios y su justicia, ¿nos bendice solamente como bendice a los inconversos? Mal. 3:10, "Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde". Ahora el Señor no requiere el diezmo pero si obedecemos 1 Cor. 16:2 (ofrendar según Dios nos haya prosperado), ¿no promete Dios bendecirnos? 2 Cor. 9:7-11. ¿No tiene aplicación ahora Mat. 6:33? Mat. 7:7, "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?" ¿Es para nosotros este texto o solamente para los discípulos del primer siglo cuando había milagros? ¿Se contestaron todas las oraciones de los santos del primer siglo milagrosamente? Mat. 24:20, "Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo". Al pedir esto, ¿pedían milagro los discípulos del primer siglo? ¿Cómo evitaría Dios que la huida de los discípulos no fuera en invierno o en día de reposo? ¿Tenía Dios algún control sobre los movimientos del ejército romano? ¿No es esto un ejemplo para que nosotros pidamos la seguridad al viajar? Rom. 1:9, "Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones, 10 rogando que de alguna manera tenga al fin, por la voluntad de Dios, un próspero viaje para ir a vosotros". ¿Requería esto un milagro? ¿No debemos pedir a Dios que nos conceda un "próspero viaje" para llegar a otro país para predicar? Mat. 9:38, "Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies".  ¿Es correcto que hagamos esto nosotros? ¿Cómo levanta el Señor más obreros? ¿Por qué pedir esto si no hay milagros? ¿Había necesidad de obreros solamente en el primer siglo? Mat. 26:41, "Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil". ¿Podemos y debemos pedir esto nosotros? Si lo edimos, ¿estamos pidiendo milagro? Si no, y si Dios ayuda en esto, ¿cómo lo hace? (Esto equivale a "líbranos del mal"; ¿cómo nos libra del mal? P. ej., 1 Cor. 10:13; Col. 3:16; Sal. 119:11; Mat. 4:1-11, "Escrito está"). Hech. 12:5, "Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él". ¿Debemos orar por los hermanos perseguidos? ¿Puede Dios ayudarles sin hacer milagro? Rom. 10:1, "Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación". ¿Debemos orar por los pecadores ahora? Al hacerlo, ¿qué esperamos de Dios? ¿Qué puede El hacer? Compárense Luc. 23:34; Hech. 2:38-40. Rom. 15:30, "Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios, 31 para que sea librado de los rebeldes que están en Judea (véase también 2 Tes. 3:1, 2), y que la ofrenda de mi servicio a los santos en Jerusalén sea acepta; 32 para que con gozo llegue a vosotros por la voluntad de Dios, y que sea recreado juntamente con vosotros". Al pedir todo esto, ¿pedían milagro los hermanos romanos? ¿Qué efecto tendrían sus oraciones sobre los rebeldes de Judea? ¿sobre la aceptación de los judíos de la ofrenda que les llevaba Pablo? ¿Cómo obra Dios en tales cosas? ; 2 Cor. 12:7, "Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad". ¿Pidió milagro Pablo? Para quitar el aguijón de Pablo, ¿se hubiera requerido un milagro? Si Dios hubiera querido quitárselo, ¿cómo lo habría hecho? 2 Cor. 13:7, "Y oramos a Dios que ninguna cosa mala hagáis". ¿Por qué pedir esto? ¿No tenían los corintios libre albedrío? ¿Había alguna posibilidad de que Dios obrara milagro sobre la voluntad de ellos? Dios obra por medio de sus enseñanzas. Efes. 6:17, "la espada del Espíritu es la palabra de Dios".  Efes. 6:1-3; 1 Ped. 3:10-12; Efes. 1:3; lo que la Palabra de Dios hace Dios hace. El obra a través de su Palabra. Efes. 6:18, "orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 19 y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, 20 por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar". ¿Se debe orar hoy en día por los predicadores, que hablemos con denuedo la palabra?  Col. 4:3, "orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo". ¿Es correcto orar a Dios para que nos abra puertas para la palabra? Fil. 1:9, "Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, 10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, 11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios". ¿Cómo haría esto Dios? Dios obra por medio de su palabra y los filipenses deberían estudiarla y aplicarla en sus vidas. ¿Por qué, pues, pedirle a Dios que el amor de ellos abundara más y más en ciencia y en todo conocimiento? ¿Qué esperaba Pablo de Dios? ¿Por qué no simplemente insistir en que los filipenses estudiaran y obedecieran? ¿Cómo les ayudaría Dios en este asunto? Fil. 4:6, "Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias". ¿Es para nosotros este mandamiento? ¿Qué es lo que podemos pedir? 1 Tes. 3:10, "Por lo cual, ¿qué acción de gracias podremos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios, 10 orando de noche y de día con gran insistencia, para que veamos vuestro rostro, y completemos lo que falte a vuestra fe?"  ¿Esperaba Pablo un milagro para poder ver su rostro? Si no se requería milagro, obraría Dios a través de "leyes naturales" o cómo? 1 Tes. 5:23, "Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo". ¿Debemos pedir a Dios por el espíritu, alma y cuerpo de los hermanos? 1 Tes. 5:25, "Hermanos, orad por nosotros". ¿No debemos orar los unos por los otros ahora? 2 Tes. 1:11, "Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder". ¿Qué podría Dios hacer para que los hermanos fueran dignos de su llamamiento y para cumplir todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder? ¿Se requería poder milagroso para esto? ¿Podemos nosotros hacer la misma petición por los hermanos ahora? ¿Debemos hacerlo? 1 Tim. 2:1, "Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2 por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad". ¿Que quiénes hicieran rogativas, etc.? ¿Nada más los del primero siglo? ¿Debemos orar por los gobernantes ahora? ¿Por qué? ¿Qué hará Dios? Si El hace algo, ¿cómo lo hace? ¿Obra milagros para hacer cambios en el gobierno?

Conclusión.


¿Orar a Cristo?

I. Pedir al Padre en el nombre de Jesús.

II. "Si me pedís", Jn. 14:14.

III. Una conclusión errónea acerca de la palabra "Señor".

IV. Esteban oró a Cristo.

V. Es indispensable que tengamos un Mediador.

V. Al no orar directamente a Cristo, ¿lo deshonramos?

VI. ¿Qué significa "invocar el nombre del Señor"?


e-mail this author at wpartain@hilconet.com

Return to Watchman Front Page